que-hacer-antes-de-reformar-casa

Hoy queremos hablarte de cómo prepararse para reformar una casa. No queremos mentirte, no será un proceso fácil, ya que a nadie le gusta tener su hogar patas arriba. Pero sí podemos darte consejos para evitar sorpresas y conseguir un mejor resultado en base a tus decisiones. Si no tienes idea de cómo empezar y plasmar esas ideas de un hogar adaptado a tus necesidades y gustos, aquí te dejamos algunos pasos que puedes seguir. ¡Vé a por esa taza de café y comencemos!

Reformar una casa: ¿estás preparado/a?

Además de ser profesionales titulados en el sector de las reformas y las obras nuevas, también hemos hecho reformas en casa. El polvo, el desorden, los trabajadores haciendo su labor… puede ser estresante sí. Pero la cosa se complica si al final no obtenemos el resultado que habíamos pensado debido a un mal paso en la planificación.

La PLANIFICACIÓN de tu reforma es fundamental si quieres un equilibrio entre lo que te gustaría tener y la eficiencia que necesitas. Porque… te gustaría ahorrar en tu nuevo hogar, ¿verdad?

Antes de incluso escoger a los profesionales que van a realizar la reforma de tu hogar, deberás plantearte algunas cuestiones básicas como son las siguientes. Es imprescindible saber:

  • ¿Cuándo es el mejor momento para empezar el proyecto? Por lo general, las personas suelen elegir el verano, pero agosto es el peor mes para realizar una reforma. Ten en cuenta que muchas empresas están de vacaciones y pueden reducir su jornada laboral. Además, en los meses de enero, febrero y marzo, las reformas pueden ser hasta un 3% más baratas que en el resto del año.
  • ¿Qué tipo de proyecto quieres realizar? Por ejemplo, incluir o quitar paredes, cambiar el suelo o la distribución de la cocina… dependiendo de lo que quieras para tu reforma, ésta durará más o menos tiempo.

Una vez que sepas esto, coge papel y lápiz y empieza a anotar cómo planificar la reforma de tu vivienda.

 

Consejos básicos antes de comenzar las obras en tu hogar

 

1. Haz una lista de lo que quieres y de lo que necesitas

Seguro que alguna vez has oído que no siempre lo que quieres es lo que necesitas, y en este caso ocurre lo mismo. Quizás esa habitación extra que te gustaría dedicarla a un despacho, sería mejor adaptarla a una habitación de niños o de invitados. Piensa en qué vas a necesitar de aquí a medio-largo plazo. ¡Piensa en el tú del futuro!

Si tu casa es muy pequeña y lo que necesitas es optimizar el espacio, aquí te dejamos un post que puede ayudarte: «Reforma integral de un piso de menos de 50 metros«.

2. Establece un sistema de prioridades para evitar mayores costes

Por desgracia, una reforma no es matemáticas puras, es decir, que puedes encontrarte con muchos factores que pueden afectar al resultado final y que disparan el presupuesto. La mayoría de las veces esto no puede evitarse hasta que los trabajadores están en plena reforma.

Te recomendamos que a partir de la lista que has creado de tus necesidades y de lo que quieres, hagas dos columnas:

  • Cosas absolutamente necesarias, es decir, con las que sin ellas jamás estarás a gusto en casa.
  • Cosas con las que podrías vivir si siguen como están, y realizar esos cambios más adelante.

reforma-integral

3. Infórmate sobre nuevos materiales y sistemas de eficiencia energética

Este el momento para actualizar todos las deficiencias de tu hogar que hacen que sea menos eficiente. Un ejemplo claro es el sistema eléctrico o el material de las ventanas. Son detalles que a simple vista puedes pensar que no tienen importancia, pero en realidad pueden marcar la diferencia en tu bolsillo. Y sobre todo, que sin esos detalles tu hogar no funciona.

Si no tienes mucha idea de cómo empezar a investigar, Internet es una fuente de información al alcance de todo el mundo. Asimismo, si decides contratar a profesionales para tu reforma, ellos te aconsejarán de la mejor opción para hacer de tu hogar la eficiencia personificada. 

En este sentido, te recomendamos el siguiente post, muy interesante que te ayudará a ahorrar en tu bolsillo: «Casas con eficiencia energética obligatoria a partir de 2020«.

 

 

4. Dale prioridad al confort antes que al diseño

Te ponemos un ejemplo claro: los tacones son un complemento que estilizan la figura, sin embargo, a medida que pasa el tiempo, duelen los pies… ¡Con el diseño de tu reforma pasa igual! Dale prioridad a la comodidad del día a día. Tu hogar debe ser uno de los lugares donde más te guste estar, ya que no es solo una casa, es TU casa.

 

5. Exige un modelo tridimensional del resultado antes de comenzar

La mayoría de las empresas profesionales suelen incluir este servicio en sus presupuestos. La idea es sencilla: poder visualizar tu casa con la reforma ya terminada. En el diseño de reformas de pisos y casas, los propietarios suelen querer realizar cambios. Y estos cambios, suelen suponer un coste extra y un descontento que no tiene precio.

En Vilor Construcciones te ofrecemos un modelo en 3D del resultado final de tu proyecto antes de realizarlo. Podrás hacer los cambios que más te parezcan, y siempre tendrás la opinión de nuestros profesionales titulados y con experiencia.

 

6. Haz cálculos y, por si acaso, cuenta con un sobre coste

Si has planificado ya tus números, ten en cuenta que es posible que haya que aumentar ese presupuesto en un 5-10%. No siempre se da esta situación, pero es es mejor prevenir cualquier imprevisto y llegar a conseguir lo que quieres de esta reforma.

 

7. Todo legal y con contrato

No importa si el constructor o el arquitecto son personas que ya conoces y de confianza. SIEMPRE haz un contrato para realizar tu reforma, te puede salvar de futuros problemas o desperfectos. Por esta misma razón, te recomendamos que compruebes que la empresa es real. Evitarás timos y fraudes.

En este acuerdo por escrito puedes definir puntos tan importantes como la fecha de entrega (algo que usualmente suele retrasarse debido a la poca profesionalidad) o el período de garantía tras realizar la obra.

 

proyecto-reforma-granada

 

8. No elijas varios constructores o subcontratas

Hacer de jefe de obras puede al final salirte caro. Cada profesional tiene una metodología de trabajo que puede no encajar con los demás, y eso afectará a tu proyecto. El estrés de coordinar a un equipo puedes ahorrártelo con un jefe de obras que te ofrezca una empresa de profesionales. Son profesionales cualificados para ello, y preparados para llevar un equipo de la forma más eficiente y cómoda para ti.

 

9. Habla con tu comunidad de vecinos

Aunque estés en todo tu derecho de realizar las obras, siempre que tengas los permisos necesarios, es recomendable que avises de que vas a realizar ese proyecto y que puede que haya ruido en horario laboral. Es lo que más suele molestar, pero si avisas puedes evitarte discordias con ellos.

Los permisos suelen gestionarlos las propias empresas profesionales, por lo que no debes preocuparte por ellos. Si decides hacerlo tú mismo, puedes acercarte al ayuntamiento y solicitarlos. No son tan caros y muy sencillos de tramitar.

 

10. Y por último, pero no menos importante… ¡Ten paciencia!

Aunque seamos cansinos con este tema, es muy importante que tengas paciencia, sobre todo con el desorden, la suciedad y los obreros que se esfuerzan para molestar lo menos posible en tu rutina. Convivir con una reforma no es fácil, pero el resultado vale la pena. Te lo aseguramos.

 

¿Empezamos?

Esperamos que estos consejos te hayan servido de ayuda para ese proyecto que quieres realizar. Tener un hogar en el que te sientas a gusto es muy importante, y para ello qué mejor que dejar en manos de profesionales esa gran idea que tienes en mente para tu casa.

 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.