¿Te gustaría reformar una casa rústica o de pueblo sin perder el encanto y su originalidad? No es una tarea fácil, ¡pero tampoco imposible! Tanto si quieres mejorarla para ti o para sacarle partido económicamente, una casa rústica tiene detalles que debes tener en cuenta a la hora de reformarla, detalles que quizás en un proyecto de nueva construcción no tendrías en cuenta. Por ello, en el artículo de hoy te damos algunos consejos que hay que tener en mente a la hora de reformar una casa rústica. ¡Vamos allá!

 

Consejos para reformar una casa de pueblo

Poca luz, demasiados rincones o ventanas muy pequeñas son algunos de los problemas más comunes que se encuentra la gente a la hora de estar a gusto en una casa rústica. Antiguamente estos detalles pasaban desapercibidos, pero hoy pueden pasar factura en cuanto a la eficiencia del hogar. Esto se traduce en que por ejemplo, cuanto más difícil sea calentar un espacio más caro te saldrá la factura de luz.

Te animamos a leer los siguientes consejos y a comenzar la reforma de tu casa rural. ¡Debe ser un espacio especial para tí y los tuyos! Estar a gusto en ella es una regla de oro, y para conseguirlo, sigue estas prácticas pautas:

 

1 – Asegúrate de que la estructura está en buen estado

Esta es una tarea propia de profesionales, ya que su experiencia les guía para detectar detalles que pueden evitar un susto. Grietas en las paredes, desplomes de la fachada o las esquinas de la casa son algunos de los detalles en los que debemos fijarnos si queremos saber el estado estructural de una vivienda.

Si quieres asegurarte, la mejor opción es contactar con profesionales. Ellos sabrán si es necesario hacer arreglos de estructura. Y, si para la reforma que has pensado quieres incluir o quitar paredes, ¿qué mejor que unos especialistas para ello? Los cimientos de una casa es la parte más importante de ella, pues te garantiza tu seguridad.

 

2 – Planifica antes de ponerte manos a la obra

Define en primer lugar lo que te gustaría que proyectase ese hogar, es decir, si quieres que sea un espacio para relajarse y pasarlo en familia, o quieres que sea un lugar recreativo al que acudir con tus amigos los fines de semana.

Empezar un proyecto de reforma es un gran paso, y por ello puede resultar complicado. Lee este post que te proponemos a continuación, en él te damos unas recomendaciones básicas: «Consejos antes de reformar la casa«.

Cuando sepas qué es lo que quieres de esa vivienda, planifica cada habitación. Aprovecha el espacio que tienes en ellas, por ejemplo deja las habitaciones más grandes para que sean dormitorios o pequeños salones en los que reunirte con los tuyos o simplemente relajarte y disfrutar de ese encanto rústico de tu hogar.

 

¿Tienes una buhardilla y no sabes qué montar ahí? Ésta es ideal para dormitorios principales. Con la decoración adecuada, pueden dar una sensación de confort e intimidad perfectos.

 

3 – La instalación eléctrica y la fontanería pueden estar en mal estado

Estas estructuras son las que hacen que cualquier hogar funcione y sea eficiente. Las casas rurales suelen tener este tipo de instalaciones muy anticuadas, y por ello es necesario actualizarlas.

Esta tarea debe realizarla una especialista, debido a los materiales que es necesario utilizar, las herramientas y las nociones sobre cómo mejorar la instalación actual.

 

4 – Aprovecha todo lo que tienes

¡Hoy en día puedes reciclar prácticamente todo! Con una mano de pintura, esos muebles antiguos quedarán ideales. Sácale partido a todo lo que encuentres, incluso un jarrón viejo puede convertirse en una lámpara de techo preciosa. Lo vintage está de moda, ¿y qué mejor que tu casa de campo para esta maravillosa tendencia?

 

 

Te damos algunos trucos para aprovechar esos muebles antiguos de los que te quieres deshacer:

  • Las puertas antiguas son ideales para convertirlas en mesas, biombos e incluso cabeceros. Una de las cosas que seguramente quieras cambiar, ya sea por seguridad o estilo, son las puertas. Antiguamente se fabricaban puertas muy resistentes, por ello convertirlas en una mesa para el comedor o el patio es una idea genial.
  • Incluye una isla en la cocina a partir de cómodas. Si la cocina es un espacio donde pasas mucho tiempo, entonces es una de las habitaciones que deberías reformar primero. Si el mobiliario de la cocina es antiguo, pero está en buen estado, puedes lijarlo y pintarlo de un color claro para dar más luz.
  • Utiliza los frontales de los cajones como colgadores. Son perfectos para colocar en la entrada de la casa, para colgar bolsos y chaquetas. También puedes colocarlos en los dormitorios o los cuartos de baños. Una manita de pintura y, ¡quedarán como nuevos!
  • Restaura esa escalera antigua y conviértela en una bonita estantería para colocar en tu salón o en uno de los dormitorios. Unas velitas y unos libros, y le darás ese toque especial que estás buscando.

Estos son algunos de los consejos que te damos, pero siempre puedes encontrar muchos más si buscas. Asimismo, tienes muchos tutoriales disponibles para ir paso a paso en cada tarea de restauración que te propongas. Si lo planificas bien, puedes ahorrarte mucho dinero en la decoración de tu casa rural, y aprovechar ese presupuesto para otras cosas más importantes.

 

5 – La madera no puede faltar

¡Es una casa rústica! La madera además de ser imprescindible, da una sensación de calidez en cualquier habitación que la coloques. Nuestra recomendación es que la tengas en todas, si quieres que sea un espacio acogedor y que atraiga a relajarse.

 

 

No importa si es madera original o de algún color, lo importante es tratarla si es antigua, ya que la humedad, el paso del tiempo e incluso los insectos pueden haber hecho de las suyas. En las tiendas especializadas de bricolaje puedes pedir asesoramiento sobre qué productos son los mejores para tratar la madera antigua.

 

6 – Las ventana, ¿son pequeñas?

Una de las características de las casas antiguas son las ventanas muy pequeñas. Esto impide que entre luz natural, algo básico en cualquier hogar, sobre todo si quieres ahorrar en tu factura de luz. Para la reforma plantéate si quieres agrandar esos huecos y colocar ventanas más grandes. Aunque, esta tarea sí es necesaria que la hagan expertos en el tema.

 

 

Otra opción más económica es colocar puertas con cristaleras. De esta forma, ganarás en luz natural y le darás un toque chic. Asegúrate de que el material de esas puertas sea el adecuado para aguantar tanto altas como bajas temperaturas. Estas variaciones de tiempos son muy comunes en las casas de campo.

Si quieres saber más sobre cómo aprovechar la luz natural, te recomendamos que leas nuestro siguiente post: «Cómo dar luz a una casa oscura con una reforma».

 

7 – No te olvides del exterior

Una buena mano de pintura y se verá como nuevo. Al igual que ocurre con la estructura de la casa, es posible que si observas grietas o desperfectos en la fachada, necesites la opinión de un experto para asegurarte de que no ocurre nada más grave que afecte a la estructura y a los cimientos.

 

 

Si quieres, además de la pintura, darle un toque diferente a la fachada, te damos a continuación algunos consejos muy prácticos:

  • Utiliza toques de piedra sutiles. No hace falta llenar la fachada con este revestimiento, pero sí puedes colocar piedra en puntos estratégicos. Es la ocasión perfecta para usarla, ya que el campo es sinónimo del estilo rústico.
  • Un poco de verde no vendría nada mal. La vegetación es también una opción muy fácil si quieres que el exterior de tu casa se vea diferente con poco esfuerzo.
  • La celosía de madera no podía faltar. Es el toque rústico perfecto.

 

8 – Si el techo es muy elevado, piensa en crear un segundo nivel

Las casas de pueblo ofrecen unas posibilidades que las modernas no, y es el gran espacio que tenemos disponible. Habitaciones amplias y techos altos son muy característicos en este tipo de casas. Por ello, si quieres aprovechar al máximo el espacio, piensa en incluir un segundo nivel en esas habitaciones en las que la altura te lo permita.

 

 

Este es otro caso en el que tendrás que contactar con profesionales para asegurarte de que la idea sea la más adecuada para tu casa de campo. Asimismo, deberás garantizar la seguridad y estabilidad de ese segundo nivel, algo que los profesionales con experiencia saben muy bien.

 

9 – No tengas miedo de combinar

Olvídate de los colores oscuros, hoy en día en el estilo rústico el blanco y sus tonalidades son la estrella. Y si quieres incluir algún color predominante y que destaque, prueba con las tonalidades en color pastel. Recuerda que relajarse es el principal objetivo, y no podrás conseguir un ambiente sosegado con un azul eléctrico en las paredes, ¿a que no?

 

10 – Solicita un presupuesto de reforma, ¡no te cobrarán por ello!

Más de la mitad de las personas que descartan la idea de hacer una reforma por el presupuesto que se necesita. Pero lo que no saben es que muchos profesionales adaptan el presupuesto que la persona tiene para poder conseguir todo lo que necesita para su hogar.

Esto es lo que hacemos en Vilor Construcciones. Queremos crear espacios ideales y tener en cuenta la situación de cada uno de nuestros clientes. Por ello, ofrecemos la posibilidad de financiar la reforma. Pídenos más información sin comprometerte con nosotros a nada más que tú no quieras.

 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PRESUPUESTO ONLINE
Presupuesto Vilor Construcciones
X