La falta de luz natural es una de las razones más comunes por las que se decide hacer una reforma en casa. Ventanas pequeñas, suelos oscuros, rincones imposibles… Estos pequeños detalles hacen que se reste la luz natural en tu hogar, y ésta es un elemento primordial para transmitir buenas energías y bienestar. ¿Quién no quiere esto en casa? En este post, te contamos cómo dar luz a una casa oscura con una reforma.

 

Cómo dar luz a una casa oscura y aprovechar la reforma

La dificultad de iluminar casas oscuras está en el ojo que lo ve… Lo que queremos decirte es que con los trucos que vamos a darte a continuación, podrás ganar luz natural de cualquier rincón. Puedes jugar con la arquitectura y el diseño de interiores de la forma que más te convenga para conseguirlo, y aprovechar el momento que vayas a realizar una reforma para sacarle partido al máximo a este concepto.

 

1. Open concept para tu nuevo hogar

Si quieres una mejor iluminación natural en toda la casa, te recomendamos que la diseñes con un concepto abierto. Esto significa que tires tabiques que sean innecesario. Por ejemplo, unificar los espacios de la cocina y el salón es uno de los recursos más usados hoy en día para ganar luz natural. Una cocina americana y un salón comedor en el que podrás charlar con tus invitados o vigilar a los niños mientras preparas la cena o el desayuno.

 

 

 

El open concept además de aportar más espacio a tu casa, también favorece que la luz natural llegue a los rincones más difíciles. Si no quieres tener tabiques entre la cocina y el salón pero quieres ganar luz en las dos estancias, puedes utilizar paneles transparentes de cristal (aunque existen otros muchos materiales menos vulnerables). Si quieres saber más sobre abrir la cocina al salón, puedes leer nuestro artículo: “¿Cocina integrada en salón?: ventajas y desventajas”.

 

2. Coloca ventanas o tubos solares donde la estructura te lo permita

En el techo, en la misma pared donde ya hay una, en la otra pared… Esto es mucho más fácil para aquellos hogares en los que la estructura da directamente a un espacio exterior, es decir, cuando se trata de casas independientes.

Los tubos solares están pensados para viviendas unifamiliares, casas o chalés, para iluminar aquellos espacios en los que una claraboya o una ventana no son posibles. Estos tubos, recogen la luz solar y la transportan hasta el interior de la estancia. La luz llega de forma potente, pero el objetivo de estos tubos es hacer que no encandile, por lo que se difumina y atenua.

En un piso, esta idea es complicada ya que, por lo general, está prohibido alterar la estética del edificio. Sin embargo, siempre que sea posible, se puede aplicar el siguiente consejo para ganar luz natural si tienes un piso.

 

3. Al cambiar las ventanas, coloca unas de buen calidad

Las ventanas antiguas no son nada eficientes, y por lo general no dejan pasar con eficiencia la luz ni cumplen la función de aislar del frío o del calor y del ruido. En la actualidad, tanto el material como la estética de las ventanas han mejorado mucho, por ello te animamos a que cuando decidas hacer esa reforma, consultes con un experto qué tipo de ventana es la más adecuada para cada estancia de tu hogar.

Las ventanas en el techo deben estar hechas de los mejores materiales y de primer calidad, ya que estarán expuestas a cambios climáticos muy bruscos. Además de tener sistemas específicos de seguridad.

El cómo vistes tus ventanas es también una herramienta para dar a la habitación más luminosidad. Si las circunstancias te lo permiten, no coloques cortinas. Y si es necesario hacerlo, opta por estores y cortinas de tejido muy ligero y translúcido.

 

 

4. Distribuye el espacio para dejar entrar la luz

Aunque parezca un consejo lógico, muchas personas van tomando decisiones en cuanto a la decoración y no caen en la cuenta de este detalle. Colocar un sofá delante de un ventanal no es la mejor idea si se tiene el objetivo de que la luz natural llegue a cada rincón de la casa.

Asegúrate de que no hay nada bloqueando las principales fuentes de entrada de luz natural a tu casa.

 

5. Deshazte de los muebles de gran volumen

Cuanto más recargada esté una estancia, menos sensación de luminosidad tendrás en ella. Es lo que ocurre con los muebles grandes, antiguos y oscuros. La decoración es una de las cosas que debes cambiar al hacer tu reforma, sobre todo si el piso o la casa son muy antiguos. Por tanto, te aconsejamos que apuestes por una decoración minimalista, simple y acogedora.

 

Si le tienes un gran cariño a algunos de ellos porque llevan varias generaciones en tu familia, puedes restaurarlos y colocarlos en tu nueva decoración.

 

6. Blanco, blanco y blanco

En otros artículo hemos comentado ya que los colores claros son los que permiten crear esa sensación de amplitud. Elige para el nuevo estilo tras la reforma, el blanco como color predominante de todas las estancias de tu casa. Nada de pintar paredes de colores chillones u oscuros. El espacio no solo se agranda con el color blanco, sino que se ve más limpio, más confortable y más acogedor.

 

7. El suelo también influye

Esas baldosas de colores oscuros como el gris o el granate, ya no favorecen en nada a tu hogar. Colocar un nuevo suelo aprovechando el momento de tu reforma es el momento ideal para hacerlo. Piensa que es una parte de tu hogar que imprescindible para la decoración, y que si no lo haces en el momento de hacer la reforma, probablemente no llegues a hacerlo después. Cambiar el suelo implica que tengas que dejar tu casa para poder colocarlo.

El parquet es una de las mejores opciones. La madera tiene el poder de no pasar de moda nunca, además de poder introducirla en millones de estilos. Es una forma de hacer tu hogar más cálido y acogedor.

 

8. Reestructura la distribución de las habitaciones

Sacar partido a las dimensiones de tu hogar es algo que debes hacer cada cierto tiempo. Dependerá claramente de tus necesidades, ¿vas a necesitar un cuarto infantil?¿Ahora vives solo/a y necesitas un despacho?¿O un vestidor?

Parte de una reforma se basa en esto, en apostar por la funcionalidad de cada una de las habitaciones de tu casa, teniendo en cuenta detalles como la ventilación, la iluminación natural, el espacio, etc.

 

9. Revestimientos brillantes en baños y cocinas

Los azulejos blancos y brillantes reflejan una gran parte de la luz que les llega a ellos. Aunque los acabados mate sean los favoritos en las tendencias, los brillantes son los idóneos para maximizar la luz natural que entra.

 

10. Juega con los espejos

¡Cuanto más grandes, mejor! Los espejos son el complemento ideal, y tienen la ventaja de poder colocarse casi en todas las estancias de tu casa: el baño, el dormitorio principal, el salón, el recibidor, etc.

Colócalos en lugares estratégicos, como por ejemplo, en la pared de enfrente de donde entra la luz de esa habitación. Así, la reflejará a toda la estancia de forma automática. Al igual que los espejos, otros objetos como jarrones de cristal o velas son también una gran herramienta para multiplicar la iluminación natural.

 

¿Has pensado ya en cómo planificar tu reforma?

Seguramente tengas algunas ideas de cómo quieres el resultado de tu reforma. Te recomendamos como profesionales que contactes con empresas de reforma y construcción que cuiden el detalle, que trabajen en tu proyecto como si fuera suyo propio.

En Vilor Construcciones cumplimos con lo que prometemos, por ello nunca abarcamos más proyectos de los que podemos realizar, y tampoco prometemos una fecha a la que no podamos llegar. Si quieres saber más sobre nosotros, puedes preguntarnos sin compromiso alguno.

Esperamos que este post te haya ayudado a encontrar soluciones a esa gran tarea que es dotar a tu casa de la mejor luz natural. En el siguiente post. te daremos más consejos para tu casa sea tu lugar favorito en el mundo.

 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PRESUPUESTO ONLINE
Presupuesto Vilor Construcciones
X