consejos-reformar-salon

El salón es una estancia en la que se suele disfrutar de la vida familiar o social. Por lo tanto, una estética cuidada es fundamental para que resulte agradable para todos. Tanto si se desea reformar el salón de forma completa, como si solo se desea darle un cambio de aires, a continuación, puedes encontrar diez consejos que te serán de gran utilidad.

 

Ideas para reformar el salón o cambiar su decoración

A la hora de remodelar un salón, hay que tener en cuenta diferentes aspectos. En primer lugar, el tamaño de esta estancia, ya que en función de este, las propuestas serán diferentes. En segundo lugar, las posibilidades arquitectónicas que tiene la estructura de la vivienda. Esto es, si es posible deshacerse de algunos tabiques para ganar espacio.

Por último, también habrá que valorar si realmente se trata de un salón viejo o si únicamente necesita de un toque más actual. En este último caso, no sería necesario realizar una reforma completa, sino que podría bastar con pintar paredes y modificar el mobiliario. A continuación te dejamos los consejos de los expertos.

 

1. Elimina tabiques innecesarios

Tal y como se ha mencionado, uno de los pasos iniciales al reformar el salón es valorar si existe la posibilidad de eliminar tabiques. Es decir, paredes que no constituyen pilares fundamentales de la estructura de la vivienda, sino que únicamente existen para separar estancias. Si se trata de una vivienda de gran tamaño, es incluso posible cambiar la ubicación de la sala de estar y el comedor para aprovechar mejor el espacio.

 

2. Unifica el salón y la cocina

Cuando dos estancias presentan un tamaño reducido, es una excelente idea combinarlas. De esta manera, no solo se gana en luz, sino que se ahorra dinero en puertas. La unión de la cocina con el salón recibe el nombre de cocina americana, y ha ganado popularidad dado que aporta un aire de modernidad. Además, resulta muy práctica.

 

 

Si se cuenta con el espacio suficiente, puede unirse también con el comedor. Lo que se debe tener valorar en este tipo de reforma, es que ya se estaría hablando de una integral, por lo que el presupuesto podría elevarse considerablemente. Eso sí, el resultado habrá merecido la pena.

 

3. Realiza planos a escala

Si se quieren evitar las sorpresas, siempre es mejor trabajar a lo seguro. Para ello, es mejor que utilices un plano a escala y que sobre este dibujes donde se encuentran los elementos fijos, como las ventanas, las tomas de luz o las puertas. Tanto si no pretendes modificarlos como si estás buscando la manera de aprovechar mejor la luz natural. También, sobre este, te resultará más fácil observar las múltiples posibilidades por las que puedes optar con el mobiliario.

 

4. Contempla nuevas opciones

En numerosas ocasiones, una idea a la que un cliente se aferra luego puede no ser posible llevarla a cabo. Es por este motivo que resulta interesante dejarse asesorar por expertos en este tipo de reformas, ya que pueden ofrecer un planteamiento de la distribución diferente.

 

 

5. Adáptate al tamaño

Si ya has estudiado la posibilidad de demoler tabiques para unir estancias y la estructura de la vivienda no te lo permite, no todo está perdido. La clave está en elegir piezas de mobiliario que se ajusten a las dimensiones que hay disponibles. Esto significa que, en espacios pequeños, elegiremos muebles pequeños.

 

6. Elige colores claros

El blanco y las tonalidades claras aportan una mayor claridad y parecen agrandar los espacios, ya que permiten pasar la luz natural. Pueden utilizarse tanto en las paredes como en las cortinas o en el propio mobiliario. Están especialmente recomendados para aquellas viviendas de pequeño tamaño. No obstante, también dan una sensación de limpieza y armonía, por lo que pueden elegirse también aunque la estancia sea amplia.

 

7. Juega con la iluminación

Si tampoco se ha tenido suerte con la luz que entra por las ventanas o si la orientación de la vivienda limita la entrada de claridad en horas determinadas, hay que utilizar la luz artificial. Además de para la iluminación de toda la estancia, también permite aclarar aquellos puntos de mayor oscuridad.

 

8. Viste las paredes

El gotelé estuvo de moda hace unas décadas. Sin embargo, en la actualidad, las paredes lisas ofrecen una mayor ligereza visual. Si la vivienda cuenta con él pero no se desea invertir en el alisado, también pueden colocarse revestimientos vinílicos que lo cubran.

 

9. Busca pavimentos duraderos

Si no se desea volver a invertir en otra reforma del salón y se trata de una estancia con bastante tránsito, es conveniente elegir pavimentos que sean resistentes y no se deterioren con facilidad. Los suelos porcelánicos son la opción principal en la mayoría de los hogares. Además de su dureza, son fáciles de limpiar y se encuentran disponibles en múltiples diseños, incluso imitando a otros materiales como la madera.

 

 

10. No olvides tu toque personal

Por último, recuerda que se trata de tu hogar, por lo que a la hora de reformar el salón tu personalidad debe reflejarse en cada estancia. Debes sentir comodidad en tu propio espacio, por lo que al menos en la estética, eres tú quien tiene la última palabra.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PRESUPUESTO ONLINE
Presupuesto Vilor Construcciones
X